miércoles, diciembre 06, 2006

Grave problema: la lectura y la escritura en México.

Del lunes 4 de diciembre en el blog Revoluciones

El día de hoy en la asignatura de Lenguaje y pensamiento, la profesora Claudia nos hizo ver que la problemática de la escritura y lectura en el país es más profunda de lo que suponemos. Dentro de los varios ejemplos que citamos todos... ¿concibe usted a una profesora de literatura, con título y posgrados, escribir Grecia con “z” (Grecia)? ¡Caray!

Este tipo de situaciones y numerosos ejemplos más que para que les cuento, nos hacen notar que es urgente para construir la Cuarta República una reforma al modelo educativo de México. Y cuando se dice “reforma” no es para que se lea bonito en el papel, se tengan que proponer algunas leyes y/o nuevos organismos para corregir ciertas fallas o modificar la base actual. Es más bien, encontrar los puntos débiles y replantear el tipo de enseñanza, sí, de enseñanza sustancialmente, pero partiendo del problema que es la lectura y la escritura en el país.

Citaba la profesora que a los niños no se les puede enseñar con la clásica “Mi mamá me mima”, no al menos en nuestra sociedad. En las aulas de las primarias hay niños que no cuentan con una madre, nada más por citar un ejemplo. Se debe tener un método que responda a la realidad inmediata y necesidades, no solo intelectuales, sino humanas de los niños.

Otra cosa, no puede emplearse el método del copia, memoriza y repite; en Francia desde los 6 años, sí, desde los 6 años se enseña a ARGUMENTAR. No hay argumentos desde como explica la gente donde queda cierta dirección, ¿les ha pasado cuando buscan en esta la Pejépolis algún domicilio?, ¿cómo se expresa la gente para explicar y/o preguntar? “No ps este, mire, váyase por allá y ya allí en esa calle se da la vuelta”, ¿dónde es allá?, ¿cuál será esa calle?, digo, es un ejemplo en la vida diaria pero que refleja mucho de lo que se pudo o no se pudo aprender desde la infancia. Y este enfoque es benévolo porque no estamos siquiera citando el problema de las zonas –principalmente indígenas– donde ni siquiera llega la educación en pleno siglo XXI.

Como fue en la Edad Media (que horror), pareciera que actualmente la educación de altura solamente es reservada para la clase alta de la sociedad; y habrá que ver si realmente aprovechan los privilegiados que tienen acceso a esta educación de nivel. Las elites educativas son sumamente costosas, incluso algunas muy costosas son un verdadero desastre (dense una vuelta a la Anáhuac) y vean que hoy son esas mismas elites, ITAM y TEC las que ya han asumido el control vía gabinete espurio, ¿cuánta gente del IPN y de la UNAM hay en el gabinete de FECAL por cierto?

¡Ahhh pero el mexicano no lee y no escribe, pero tiene amplia cultura televisiva, se entera y sabe de todo un poco por gente como Loret de Mola, Gómez Leyva (Comes Mierda), Bigote Alatorre, Denise Maerker, López Doriga, Lolita Ayala! ¡Oh sendos apóstoles de la comunicación y educación vía caja negra en casa! No mis queridos amigos, independientemente apoye usted o no a López Obrador no va bien el asunto de la educación en México. Déjeme le doy el remate a este problema en el país: ¡Josefina Vázquez Mota tiene en sus manos el solucionar o empeorar el problema planteado! Sobre ella decía la profesora Claudia hoy en clase: no es tonta la señora... y de inmediato exprese: no es tonta, es tontísima la Vas con Mota... ¡caray y más caray!

Ya en alguna emisión del DESDE LAS AULAS habíamos analizado que la conquista de un pueblo se basa primordialmente en eliminar su cultura escrita, para que ese pueblo conquistado nunca sepa cual fue y es su verdadera identidad (échenle ojo a la invasión de los EUA a Irak). Estamos a tiempo gente y hay mucho material humano para hacerlo, de cambiar esta realidad tan triste y vergonzosa que hay en México. Es hasta el nivel superior donde se enseña a hacer un ensayo, donde se aprende a redactar un texto y exponerlo, cuando bien podría ser desde mucho antes.

Toda la primaria, la secundaria y aún en preparatoria fue a base de “me haces un trabajo y ya con eso” para obtener calificaciones aprobatorias y certificación final. Y a Dios gracias la era cibernética ha facilitado a estudiantes la chamba, pues el copy-paste en Word vaya que ha dado luz a verdaderos artistas de clonación de trabajos; total “mientras me digan ya pasaste, así tenga que dejar de pensar, no hay problema”.

¿Por qué entonces México es país consumidor en exceso y no productor? Porque los mexicanos no saben ni leer, ni escribir; diría AMLO “hay honrosas excepciones”, no lo dudo pero ¿cuántas excepciones por cada millón de habitantes?, ¿lo suficiente como para inquietar a este gobierno simulado?, ¿los necesarios para empezar la transformación de México, pero la de a verdad, a la cual el mismo FAP bajita la mano se resiste entrarle?

Debemos leer, por ejemplo, nuestras leyes y de ese modo tener mayor capacidad de impedir que las pisoteen los ajenos a la nación y se burlen en nuestra propia cara. Debemos escribir para tener que contar y no ser solamente receptores, para generar ideas y desquitar el oxígeno que respiramos. Hay que acabar con esos vacíos que se están dando entre una generación y otra; es más, la parte de la ortografía dejémosla en segundo plano, lo importante es generar ideas y que a partir de esta generación se diga: en México ya hay cultura de lectura y de escritura.

Uno de los planteamientos de la profesora Claudia para darle solución a esta problemática, es que primeramente debemos estar concientes de la gravedad del asunto y no ser indiferentes. Investigar las formas de enseñanza de otros países, incluyendo EUA y de acuerdo a todo lo que se hace en otras partes del mundo, examinarlo todo y retener lo bueno (bien dice así una cita bíblica).

No es de que personajes están a cargo de la SEP, no es de autorizar mayor presupuesto y ya, es atacar el problema de fondo y capacitar a los mismos profesores que han heredado los obsoletos modos de enseñanza. Y así se sientan molestos como si no valieran nada sus posgrados, ni modo, el conocimiento se demuestra en el campo activo, no se coloca en cuadros para adornar una oficina, tienen que entrarle a la transformación del país.

Nadie ha dicho que sea tarea sencilla, menos ahora que la confrontación es directa, pero de que se puede claro que se puede, es cuestión nada más de que tanto realmente lo deseamos y en esa medida veremos los primeros resultados.

1 Comments:

At 5:39 p.m., Anonymous Hassel Muñoz said...

Me ha encantado, muy buen punto de vista.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home